martes, 15 de mayo de 2012

Liberales VS Conservadores



Origen
Liberales
El proyecto político era introducir cambios profundos en la sociedad para quitar el despotismo y poner libertades políticas y civiles. Se pensaba en una república federal, democrática, representativa, burguesa y popular, estableciendo los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial. Querían que hubiese igualdad ante la ley manteniendo la constitución de 1824. Otorgar libertades individuales para consagrarse al trabajo, industria, comercio etc., de cada uno. Habiendo tolerancia de religiones.
El pasado histórico es la economía como idea política, tienen ideas de la ilustración, niegan su tradición hispana, creen en el antagonismo (indios vs. españoles). En su época prehispánica era gloriosa.
Integrantes
Quienes lo apoyaban son gente de modestos recursos, profesión abogadil, clero bajo, juventud y larga cabellera, entre ellos están: José Ma. Luis Mora, Santos Degollado, Epitacio Huerta, Guillermo Prieto, Juárez, Ocampo, Parrodi, Payno, Silíceo, Comonfort, Manuel Doblado y Ponciano.


Características
El liberalista promueve las libertades civiles y el máximo límite al poder coactivo de los gobiernos sobre las personas; se opone a cualquier forma de despotismo, suscitando a los principios republicanos, siendo la corriente en la que se fundamentan la democracia representativa y la división de poderes.


Aboga principalmente por:El desarrollo de las libertades individuales y, a partir de ésta, el progreso de la sociedad.El establecimiento de un Estado de Derecho, donde todas las personas sean iguales ante la ley, sin privilegios ni distinciones, en acatamiento con un mismo marco mínimo de leyes.Sus características principales son:El individualismo, que considera al individuo primordial, como persona única y en ejercicio de su plena libertad, por encima de todo aspecto colectivo.La libertad como un derecho inviolable que se refiere a diversos aspectos: libertad de pensamiento, de expresión, de asociación, de prensa, etc., cuyo único límite consiste en la libertad de los demás, y que debe constituir una garantía frente a la intromisión del gobierno en la vida de los individuos.El principio de igualdad entre las personas, entendida en lo que se refiere a diversos campos jurídico y político. Es decir, para el liberalismo, todos los ciudadanos son iguales ante la ley y ante el Estado.El derecho a la propiedad privada como fuente de desarrollo e iniciativa individual, y como derecho inalterable que debe ser salvaguardado y protegido por la ley.





·      Fundador Partido liberal
Llamado también partido del Progreso y dividido en puros y radicales, fue fundado por José María Luis Mora a principios del s. XIX.
(Chamacuero, hoy Comonfort, 1794 - París, 1850) Historiador, sacerdote y político mexicano que fue uno de los más destacados liberales en los inicios de la Independencia. Fue diputado por el Congreso local del Estado de México y en 1833 fue electo miembro del Congreso Nacional por el estado de Guanajuato. Hombre de profundas convicciones liberales, combatió el poder político e ideológico del clero y luchó a favor de una reforma educativa para el país. Se convirtió en consejero del presidente Valentín Gómez Farías (1833-1835), con el que colaboró en cuestiones de Educación Pública.
Partidario de la enseñanza laica, intentó desligar la educación del clero, y se distinguió por su empeño en lograr el acceso universal a la educación. Mora consideraba que los métodos de enseñanza podían transformar la conciencia cívica de las futuras generaciones. Todo ello lo enfrentó a los conservadores, que se oponían a sus ideas renovadoras. Con todo, pudo formular un plan de estudios vanguardista y crear el Colegio de Ideología, que pretendía reorientar de modo racional la mentalidad mexicana.
Se le considera el pensador más importante y radical del liberalismo mexicano de la primera mitad del siglo XIX. Fue autor, entre otros libros, de Catecismo político de la federación mexicana (1831) y México y sus revoluciones (1836).




Conservadores
Su proyecto político es continuar con el antiguo régimen y orden social español, basado en privilegios en prejuicio de otros. Son sin elecciones. monarquía centralista con estados convertidos a departamentos, que son 100% independientes del monarca. Son anti-federalistas.
El pasado histórico es poco, es una aberración diabólica exceptuando la época colonial ya que fue la parte más gloriosa.

Integrantes
Quienes lo apoyaban, son gente rica, del ejército, terratenientes, etc. como por ejemplo Lucas Alamán (fundador), Airangoiz, Elguero, Zuluaga, Juan Nepomuceno, Antonio Haro, Miramón, Osollo, Márquez, etc.
Características
Conservadores: 

Son aquellas opiniones y posicionamientos, generalmente de centro-derecha y derecha, que favorecen tradiciones y que son adversos a los cambios bruscos o radicales. En lo social, los conservadores defienden valores familiares y religiosos. Generalmente el conservadurismo se asocia al nacionalismo y el patriotismo. En lo económico, los conservadores históricamente se posicionaron como proteccionistas -en oposición al librecambismo económico-. Actualmente esta asociación es menos clara, ya que durante siglo XX algunos de los partidos conservadores adoptaron posiciones liberales al fusionarse con partidos de esta tendencia, aliados en la defensa del orden socio-económico capitalista. Consecuentemente, en la actualidad en el conservadurismo político coexisten diversas posturas sobre lo económico.




·                   Fundador Partido conservador

El partido fue fundado por Lucas Alaman
Guanajuato,1792 - Ciudad de México, 1853) Historiador y político mexicano considerado el más insigne intelectual del conservadurismo mexicano. Fue, ante todo, un hombre que dedicó grandes esfuerzos al progreso económico y cultural de su país. Impulsor de la industrialización de México, para Alamán la base de la igualdad política y social del individuo era la enseñanza: "Sin instrucción no hay libertad, y, cuanto más difundida esté aquélla, tanto más sólida se hallará ésta." De ideología conservadora, se comportó en cambio como un verdadero progresista en el terreno industrial y económico. De él dijo Humboldt que era una de las inteligencias mejor cultivadas que había conocido. Regresó a México y el triunvirato que sucedió a Iturbide tras su abdicación lo nombró secretario de Estado del Despacho de Relaciones Exteriores, cargo desde el cual organizó el Archivo General de la Nación y fundó el Museo de Antigüedades e Historia Natural.
A partir de entonces, Alamán dio comienzo a una brillante carrera política a lo largo de la cual fue nombrado diputado, senador y, por tres veces, secretario de Relaciones Exteriores. En uno de estos períodos, precisamente durante el gobierno de Antonio Bustamante, se encargó de fijar los límites territoriales entre México y Estados Unidos, logrando que el país vecino aceptase el famoso tratado Adams-Onís. Además, consiguió que los esclavos fugados de Estados Unidos fueran considerados libres al entrar en territorio mexicano y que, por tanto, no estuvieran sujetos a las leyes de extradición.

Semejanzas
v los dos se creen el partido del pueblo
v se unen cuando ven que todo esta perdido.
v creen que la solución está en el estado, a diferencia de otros que piensan que la solución está en acabar el estado.
v en la actualidad los dos creen en la democracia (antes solo el liberalismo)

Diferencias

v LIBERALES: Introducir cambios profundos en la sociedad para quitar el despotismo y poner libertades políticas y civiles. Se pensaba en una República Federal, Democrática, Representativa, Burguesa y Popular, estableciendo los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial. Querían que hubiese igualdad ante la ley manteniendo la constitución de 1824. Otorgar libertades individuales para consagrarse al trabajo, industria, comercio etc. de cada uno. Habiendo tolerancia de religiones.

v CONSERVADORES: Continuar con el antiguo régimen y orden social español, basado en privilegios en prejuicio de otros. Son sin elecciones. Monarquía centralista con estados convertidos a departamentos, que son 100% independientes del monarca. Son anti-federalistas.

v LA IGLESIA

v LIBERALES: Se buscaba la separación de la iglesia del estado, suprimir la campaña de Jesús y quitarle los bienes de la iglesia para que sean usados así como los tributos, los registros civiles, los fueros, los votos y la educación.

v CONSERVADORES: La única religión permitida era la Católica con una unidad eclesiástica. Tenían una fuerza económica debido al monopolio de muchas cosas. Tenían la fuerza pública para "moralizar". Se dejaban los privilegios y la iglesia coordinaba la educación para que así no hubiera ideas liberales.

v EL EJÉRCITO

v LIBERALES: Los liberales querían que fuera disminuido, suprimir los fueros, que estubieran aparte de los asuntos civiles y que fueran una milicia civil.

v CONSERVADORES: Ejército 100% apoyado ya que una monarquía sin un buen ejército no serviría para mucho. Se quedan los fueros y es un ejército bastante competente.

v LA EDUCACIÓN

v LIBERALES: Es lo primero, entonces se tendría que separar de la iglesia para que así todos pudiesen tener acceso a la educación. La escuela debe ser Laica, Obligatoria y Gratuita. Estará en manos del estado y siguiendo las líneas de la ciencia.

v CONSERVADORES: La educación solamente para los ricos. El clero la controlaba para que no hubiera derrames de ideas liberales.



Influencias
Liberales
El PASADO HISTÓRICO es la economía como idea política, tienen ideas de la ilustración, niegan su tradición hispana, creen en el antagonismo (indios V.S. españoles). En su época prehispánica era gloriosa. Habiendo luchado por la independencia, y con el escarmiento de la pretensión imperialista de Agustín de Iturbide, así como otros intentos de volver atrás, por los reaccionarios, en México se empezó a apoyar cada vez más la consigna de la libertad y el progreso; de hecho, es el lema de la filosofía en todo el siglo xix mexicano, defendido con muchas guerras fratricidas.
Ya en España este movimiento había recibido un nombre: el de liberalismo, y así se le llamó también aquí. Liberales eran quienes habían sacudido de sí mismos la servidumbre, y en sus filas militaban tanto reaccionarios como revolucionarios, tanto clérigos como militares y de todos los estamentos sociales.
Un enclave entre el modernismo —que llevó a la independencia— y el liberalismo fue Manuel María Gorriño y Arduengo, en quien se ve la transición hacia las ideas liberales.
Nació en San Luis Potosí, en 1767. Estudió filosofía en el Colegio de San Francisco de Sales, de San Miguel el Grande (donde fue alumno de Gamarra), graduándose de bachiller en 1785.
Es ordenado sacerdote en 1793. En México estudió en el Colegio de San Ildefonso y en el de Santa María de Todos los Santos (de este último llegó a ser rector en dos ocasiones). Pasó a Guadalajara y, en su universidad, se graduó de licenciado y doctor en teología en 1808. Vivió en San Luis, ejerciendo su ministerio y labores sociales hasta su muerte en 1831. Fruto de esas labores sociales fue la fundación del Colegio Guadalupano Josefino, en 1826, primera institución superior de estudios en el estado.
Es autor de estas obras filosóficas: Del hombre.  El hombre tranquilo, o reflexiones para conservar la paz del espíritu (1800), Filosofía de la fe católica (1811) y Reflexiones sobre la incredulidad (1814). De su maestro Gamarra heredó el gusto por la filosofía moderna, por la racionalidad y la libertad. Así, luchó por el liberalismo. También trabajó en empresas sociales. En él se dio un proceso de cambio de ideas políticas, como se ve en su praxis concreta y en su paso de la monarquía a la democracia, esto es, de 1821 a 1824 pasa de ser conservador a ser liberal, pero con una actitud ecléctica.
Pero el teórico principal del liberalismo fue el doctor José María Luis Mora, nacido en San Francisco de Chamacuero, en el estado de Guanajuato, en 1794.

 En México, en el Colegio de  San Ildefonso, obtuvo los grados de bachiller, licenciado y doctor en teología. Fue ordenado sacerdote en 1820 y en 1825 se recibió de abogado. Se opuso al imperialismo de Iturbide, fue consejero del presidente Gómez Farías entre 1833 y 1834. Por temor a Santa Anna huyó y vivió en París y Londres. Escribió México y sus revoluciones. Murió en París en 1850.
Se le atribuye un Catecismo político de la federación mexicana (1831). y, en efecto, fue federalista, muy liberal, con gran aversión al clero y al ejército. Tuvo el influjo de Montesquieu, Bentham, Benjamin Constant y Jovellanos. Mora fue quien sustentó teóricamente al partido liberal y las luchas de reforma. También enseñó las doctrinas de los sensualistas, ideólogos y utilitaristas.
Mariano otero, nacido en Guadalajara en 1817, estudió allí y en 1835 ya era abogado.
En 1842 fue diputado por Jalisco, y por ello pasó a México. Fue secretario de Relaciones Exteriores. Murió en la capital mexicana, en 1850. Luchó por la causa de los liberales; quería una república popular, representativa y federal; pedía también limitar el poder del clero y el ejército; igualmente, creía en una educación no religiosa, laica. Así se observa en sus obras
Ensayo sobre el verdadero estado de la cuestión social y política que se agita en la República Mexicana y Consideraciones sobre la situación política y social de la República Mexicana (1847).
Así, pues, las ideas filosóficas de los liberales apuntaban a un México que fuera república, discutiendo si debía ser centralista o federalista; se negaba la monarquía, como la de España, y el imperio, como el de Iturbide y, sobre todo, como el de Maximiliano de Habsburgo. Hubo guerras contra la intervención de Estados unidos  y contra la intervención francesa, que apoyaba a Maximiliano (terminada en 1867). Benito Juárez había sido allí el héroe, igual que Porfirio Díaz. ya desde la Constitución de 1857, los liberales aplicaron sus ideas de igualdad, y lo mismo en las leyes de reforma, en las que se restaba poder al clero y a los militares.
Se entronizaban las ideas de libertad y progreso como aquello que México necesitaba.


Conservadores
El PASADO HISTÓRICO es poco, es una aberración diabólica exceptuando la época colonial ya que fue la parte más gloriosa.
Los opuestos a los liberales  fueron llamados conservadores. El principal pensador de estos últimos fue Lucas Alamán (guanajuato, México), fundador del partido conservador  y notable historiador, pues escribió sus Disertaciones sobre la historia de la República Mexicana y una Historia de México; en la primera de ellas expresó sus juicios sobre filosofía de la historia de nuestro país. Al igual que el liberal otero, Luis Gonzaga Cuevas, conservador, era más filósofo que polí-tico. Nació en Lerma, Estado de México, en 1799. Estudió en el Colegio de San Ildefonso de la capital mexicana. Fue secretario de Relaciones Exteriores y senador. Era conservador moderado, y se negó a pertenecer a la junta de notables que trajo al emperador Maximiliano y también rechazó pertenecer a su consejo. Murió en la capital mexicana, en 1867. Dejó el libro Porvenir de México, en el que no se ve como conservador ni como enemigo del liberalismo, sino como alguien preocupado por el destino de su país, pidiendo que se acaben las luchas partidistas y se dé la unión para hacer prosperar a la nación. Asumió su catolicismo no con una actitud triunfalista o combativa, sino como amor al prójimo, principalmente a los mexicanos.
Los conservadores eran un sector de la iglesia católica (pues entre los liberales hubo católicos y no católicos, incluso sacerdotes y militares). Ellos creían que para salir de la situación desastrosa y anárquica de México había que volver a la monarquía o al imperio, como intentaron hacerlo trayendo a Maximiliano a nuestro país. Pero fueron derrotados y perseguidos, por lo que dicho pensamiento tuvo más bien que ocultarse.


Predominancia
En México, liberales y conservadores se enfrentan en una lucha fratricida, que requiere de aliados extranjeros para obtener la victoria; los primeros miran hacia Estados Unidos en busca de reconocimiento y de recursos, a pesar del sentimiento nacional antiyanqui generado por la reciente derrota de 1848; los segundos, negocian lo mismo con ingleses, españoles y franceses (Ver los Tratados Mon-Almonte y de Miramar). Ambos tienen escasa capacidad de maniobra y se ven forzados a otorgar a las potencias extranjeras concesiones onerosas para México.
A partir de entonces, los conservadores han acusado a los liberales de haber estado dispuestos a ceder soberanía a cambio del reconocimiento del gobierno de Juárez y de dinero para enfrentar la guerra de Reforma, ya que para ellos, el Tratado cedía de facto soberanía sobre el Istmo de Tehuantepec y convertía a México en una nación dependiente de los Estados Unidos, como décadas después ocurriría con Cuba, Puerto Rico y las Filipinas.
En contraste, algunos liberales sostienen también desde entonces, que jurídicamente México no perdía sus derechos sobre los pasos, que las concesiones que se otorgan soberanamente pueden cancelarse; que se podía retirar la cesión a perpetuidad porque perpetuidad no significaba eterna sino indeterminada, ya que no había sido una compra-venta que sí es irrenunciable; además, señalan que Ocampo firmó este Tratado con plena confianza de que podría invalidarse porque lo firmó el presidente Juárez, ciertamente investido de facultades extraordinarias, pero sin contar con la ratificación del Congreso.




Aportaciones
Aportaciones liberales
-       republica federal
-       democracia
-       establecimiento de los tres poderes
-       igualdad
-       libertades individuales

Aportaciones conservadoras
-       mantener un gobierno que ya había funcionado
-       mantener cierta jerarquía predeterminada
-       instituciones establecidas

Conclusión
Durante el gobierno de Gómez Farías, Mora estuvo encargado de la Dirección de Instrucción Pública, desde donde criticó la enseñanza de su época, fundamentada principalmente en la memorización; él defendía el razonamiento y la teoría de que la religión y la enseñanza debían estar separadas. Redactó decretos que quitaban la educación de manos de la Iglesia y la dejaban al Estado. Por tal motivo, Mora se separó de la Iglesia e incluso dejó de ejercer como sacerdote.
     Las reformas de Mora y otras que estaba efectuando el gobierno de Gómez Farías provocaron levantamientos. Cuando Antonio López de Santa Anna volvió a la presidencia, Gómez Farías fue expulsado del país. Mora salió voluntariamente, en protesta por la política de Santa Anna. Desde Europa sostuvo correspondencia con los liberales; así, sus ideas germinaron en la mente de muchos y sirvieron de base para el ideario del Partido Liberal. Mora murió en París, en 1850.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada